ENVIANOS TU CONSULTA

NEWS

El colesterol: ¿amigo o enemigo?

En estos tiempos de comidas rápidas y malos hábitos alimentarios, mucho se habla acerca del colesterol, pero muchos ni siquiera sabemos qué es y qué implica esta palabra que tanto miedo nos da a la hora de realizarnos estudios de rutina.

El colesterol es una de las distintas grasas que se encuentran distribuidas en el organismo, la cual puede ser generada por el propio cuerpo o incluida por los alimentos ingeridos habitualmente. De hecho, contribuye al funcionamiento del cuerpo: colabora con la producción de hormonas, vitamina D y otras sustancias esenciales. Pero su exceso puede ser dañino para las arterias que conducen al corazón, ya que las grasas pueden taponar dichos conductos, acarreando problemas a futuro.

Pero, antes de avanzar, debemos destacar que existen dos tipos de colesterol:

• El colesterol “bueno”: se encarga de una tarea protectora, acarreando el exceso de colesterol de nuestra circulación sanguínea desde los tejidos hacia el hígado, que es el encargado de eliminarlo a través de la bilis. Si una persona posee un bajo nivel de HDL, es más propensa a sufrir de enfermedades cardiovasculares.

• El colesterol “malo”: es el colesterol conducido por lipoproteínas de baja densidad, conocidas como LDL, que son las que se encargan de llevar la materia grasa por la circulación sanguínea a los tejidos. Este tipo de colesterol, en exceso, puede depositarse en diferentes lugares de nuestro organismo, principalmente en las arterias, lo que favorece la presencia de enfermedades vinculadas al corazón.

¿Por qué aumentamos el colesterol malo?

Las causas pueden ser variadas. Entre ellas citamos algunas que provocan un factor de riesgo en la persona:

  • Genético. Este es uno de los factores más comunes, ya que la producción de colesterol puede estar presente en los genes familiares.
  • Edad. A medida que vamos creciendo somos más propensos a tener el colesterol alto. En las mujeres puede elevarse también producto de la menopausia.
  • Alimentación. El consumo excesivo de comidas denominadas “chatarra”, con baja calidad nutricional, es lo que con mayor frecuencia acarrea la presencia de grasas saturadas. Es por eso que los médicos recomiendan un estilo de vida saludable y dieta variada y equilibrada.

Algunas verdades del colesterol que no conocías

  • Su principal fuente de producción son las grasas. Si se consumen en exceso, el cuerpo podría salirse de control y se le imposibilitaría continuar con su labor de eliminar el exceso existente en el organismo.
  • El consumo excesivo de alimentos de origen animal de alto contenido graso (lácteos, carnes, embutidos y chacinados) contribuye al aumento del colesterol, por lo que se recomienda consumir sus versiones magras o descremadas.
  • Las aristas de un tratamiento para la disminución del colesterol se basa en recomendaciones de una alimentación saludable, de realización de actividad física diaria (por lo menos 30 minutos al día) y en ocasiones de la necesidad de intervención médica para la correspondiente medicación.
  • Se aconseja consumir aceites de origen vegetal, de una sola semilla y/o fruto, y evitar las mezclas. Incorporarlos en forma de aderezo, evitando su cocción. Su rico aporte de ácidos grasos esenciales denominados Omega 3, es de gran beneficio para la salud.
  • Una de las maneras más efectivas para prevenir el aumento del colesterol es el consumo de nutrientes funcionales, como lo son los antioxidantes (polifenoles o fitoesteroles), presentes en el té verde, frutas y verduras, y semillas. Contribuyen a la eliminación del exceso de grasa.

En conclusión, podemos mencionar que el colesterol de por sí se encuentra presente en el organismo, pero se limita a realizar funciones propias que nuestro cuerpo requiere. Sin embargo, cuando existe un exceso de grasa la eliminación se vuelve más compleja, y dicho sobrante pasa a acumularse en las arterias que con el tiempo nos predispone a riesgos cardiovasculares.

Por eso recomendamos una mayor ingesta de alimentos saludables, así como adquirir un hábito basado en la actividad física que no solo nos hará sentir mejor, sino que permitirá que el organismo pueda estar balanceado.

Si desea conocer más acerca de los programas que ofrece Clínica Diquecito, ingrese AQUÍ!

Suscribite

SUSCRIBITE!