ENVIANOS TU CONSULTA

NEWS

Post-vacaciones: ¿y ahora qué hago con los kilos de más?

El verano es la época del año más esperada por todos. Desde algunas semanas antes de su llegada, muchos de nosotros nos “ponemos las pilas” con la dieta y los ejercicios, y nos preparamos para lucir esos trajes de baño que no dejan nada sin esconder.

Pero luego nos topamos con que esta “aventura” del verano perfecto viene de la mano de ciertas actividades no siempre saludables para nuestro cuerpo, como por ejemplo salidas con amigos o familia en las que las bebidas alcohólicas y/o de alto contenido de azúcar abundan, y excesos en las comidas rápidas, en lugar de nuestra habitual alimentación balanceada. A esto se le suma la retención de líquidos debido al calor excesivo.

¿Qué pasa cuando las vacaciones llegan a su fin? ¿Qué hacemos con esos kilos de más que tanto esfuerzo nos había costado bajar y que en un puñado de días regresan sin pedir permiso?

Conscientes de que tal vez esta es la situación que usted esté pasando por estos días, o que se le presentará al momento en que regrese de sus vacaciones, compartimos a continuación algunos “tips” que le ayudarán a eliminar las secuelas del período vacacional:

  1. Comer una mayor cantidad de frutas colabora con la depuración del organismo. Luego de sus vacaciones le recomendamos hacer una desintoxicación de por lo menos un día entero en el que se consuman solo frutas.
  2. Volver al régimen de alimentación que tenía previo al verano. Es importante que consuma al menos cinco comidas diarias.
  3. Dejar de lado las bebidas alcohólicas hasta que logre bajar los kilos que acumuló durante este período.
  4. Incorpore la actividad física a su rutina. Lo mínimo es 30 minutos diarios de caminata, bicicleta u otro tipo de ejercicios aeróbicos, que posibiliten la pérdida de grasa de manera más rápida.
  5. Tenga en cuenta que el control es muy importante para ir notando el progreso que está logrando. Le recomendamos pesarse cada semana y hacer las mediciones corporales correspondientes (perímetro de cintura).
  6. No olvide beber dos litros de agua diariamente. Esto contribuye con la hidratación de las células de su cuerpo, permite que la piel se vea fresca y facilita la quema de grasa acumulada. Y que tomar agua se vuelva un hábito de vida, no solo después de las vacaciones!!!

Aplicando estos simples consejos, usted podrá no solo “desintoxicarse” sino también corregir su peso corporal.

Para un abordaje más intensivo e integral lo invitamos a venir a Clínica Diquecito, con el objetivo de realizar un tratamiento desintoxicante, reducir esos kilos de más que ha ganado y aprender hábitos de vida que lo ayudarán a mantenerse en forma a lo largo del año que recién comienza.

Para conocer más acerca de nuestros programas, ingrese AQUÍ.

Suscribite

SUSCRIBITE!