ENVIANOS TU CONSULTA

NEWS

Seis razones por las cuales internarse para bajar de peso

La obesidad, al igual que muchas otras enfermedades (Diabetes 2, Hipertensión, Asma Bronquial, Diverticulosis intestinal, Insuficiencia Renal Crónica, etc.), entra dentro de las que se conocen como “afecciones Crónicas No Transmisibles”. Estas enfermedades son las que se pueden controlar con tratamientos palitativos pero no se pueden curar en forma definitiva a diferencia de las “curables”, entre las que se encuentran, por ejemplo, la neumonía, apendicitis, úlceras gástricas, rubeola, cálculos de la vesícula, etc.

Las afecciones Crónicas No Transmisibles, aunque a simple vista pareciera que no revisten mayor gravedad, requieren de un tratamiento prolongado para ser controladas. Y en ese tiempo hay momentos en los que, por diferentes circunstancias muchas veces relacionadas con el stress crónico (laboral, familiar, social, sentimental, etc), las mismas se inestabilizan y requieren que el paciente sea internado.

En otras palabras, de la misma manera que aquella persona que sufre presión alta se puede descontrolar a pesar de estar consumiendo la medicación indicada, debiéndose realizar una internación para el tratamiento más efectiv, la obesidad también suele inestabilizarse, incluso aún cuando la persona que la sufre esté realizando dieta. Es en ese momento en el que debemos considerar la internación como herramienta para evitar que el aumento descontrolado del peso genere consecuencias mayores, provocando que el cuadro clínico del paciente se complique con afecciones como artrosis de rodilla o cadera, crisis hipertensivas, diabetes de difícil control, apneas del sueño, o la aparición de ciertos tipos de tumores, entre otros.

El crecimiento de la obesidad

La obesidad es una enfermedad provocada por la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, debido a varios factores, entre los que se destacan la mala alimentación, sedentarismo, stress, depresión y una cierta adición a la comida.

El stress crónico, que se produce indefectiblemente en nuestras sociedades actuales, lleva consigo que generemos depresión secundaria y ansiedad. En esa instancia la comida se vuelve uno de los factores compensadores más importantes de nuestras vidas, y buscamos consumir específicamente alimentos con excesivas grasas saturadas que generan mayor placer al paladar, produciéndose cierta especie de adicción a la comida ultraprocesada.

Soluciones equivocadas…

Por lo general, cuando llegamos a una situación de sobrepeso u obesidad que no podemos manejar comenzamos a buscar la forma de solucionar esto por nuestros medios, ya sea a traves de “dietas mágicas” o el consumo de ciertos medicamentos o “quemadores de grasa”. Pero lo único que hacemos con esto es empeorar el cuadro y dar vía libre a las consecuencias que pueden producirnos aquellas afecciones precisamente relacionadas con el sobrepeso y la obesidad, entre ellas los padecimientos cardíacos, de hígado, de riñón, y hasta el cáncer.

En este marco debemos entender los peligros de tratar el sobrepeso y la obesidad sin una supervisión médica adecuada. Y no solo eso sino que está comprobado que las personas con este tipo de enfermedades necesitan una motivación constante para poder salir definitivamente del cuadro en el que se encuentran, mediante equipos profesionales multidisciplinarios que ayuden a paciente a retomar los hábitos de vida sana.

Muchas veces, a pesar de estar bajo la tutela de profesionales especializados como médicos, nutricionistas, psicólogos y profesores de educación física, no logramos mantenernos en un peso adecuado, progresando irremediablemente a un exceso de peso perjudicial para nuestra salud. En este momento es cuando la internación se vuelve la manera más efectiva de combatir este trastorno; aquí es cuando la supervisión profesional diaria y constante, la motivación polifacética y reeducación alimentaria nos permitirán no solo bajar de peso y mantener los resultados logrados durante meses, sino también detectar y aprender a lidiar con aquellas situaciones que son “disparadores” del desorden alimentario en nuestra vida, haciendo prevención para nuevas recaídas y buscando una solución coherente a nuestro problema.

¿Por qué internarnos?

En primer lugar, al hablar de “internación” no nos referimos a un estado de aislación bajo el concepto típico de un hospital, sino de separarnos unos días de nuestras rutinas y alojarnos en un espacio en el que encontraremos supervisión especializada las 24 horas del día.

En este marco, las internaciones por descenso de peso de un mínimo de 15 días nos ofrecen al menos cinco beneficios muy concretos:

  1. La intervención de profesionales de diferentes áreas, tanto nutricionistas como psicólogos y especialistas en ejercicioterapia, le darán un tratamiento multidisciplinario de la obesidad, ayudándole a corregir aquellas áreas que de una manera u otra tienen un impacto en esta enfermedad, y/o en la resolución de la misma.
  2. El apoyo de estos profesionales mediante el seguimiento personalizado y los talleres educativos lo ayudarán a sentirse más seguro en el momento de seguir adelante con su tratamiento de descenso de peso, potenciando los resultados.
  3. A través del control médico se puede tratar no solo la obesidad en sí, sino también las enfermedades asociadas a ésta que requieren ser abordadas para un reestablecimiento integral de la salud y un bienestar completo.
  4. La internación lo ayudará a lograr la motivación necesaria para continuar el tratamiento en su casa al sentirse estimulado con un menor peso, mejor imagen corporal, mejor autoestima y mayor agilidad para el desarrollo de la actividad física imprescindible para el control de esta enfermedad.
  5. Le permitirá aprender a realizar su propio plan de alimentación a través de las instrucciones de los profesionales, de forma de que pueda mantener un estilo de vida sano al salir de la clínica.
  6. Mejorará el control de las enfermedades asociadas a la obesidad como la Diabetes, la Hipertensión, el Síndrome de Apnea del Sueño, entre otras, que son de preocupación para el paciente y el médico de cabecera a cargo.

En la Clínica Diquecito contamos con un especializado equipo de profesionales de diversas áreas de la salud, que lo ayudarán a lograr un rápido y efectivo descenso de peso, pero además le ayudarán a detectar aquellos aspectos que han gatillado el sobrepeso y a incorporar nuevos hábitos de vida para que el peso corporal deje de ser un problema en su vida.

Para más información acerca de nuestros programas con internación, ingrese AQUÍ.

Suscribite

SUSCRIBITE!