ENVIANOS TU CONSULTA

NEWS

Tiempo de hacer una pausa

Vivimos más años que antes gracias a los avances de la ciencia, esto está claro. Pero esto no significa que vivamos mejor. Por el contrario, estamos transitando tiempos “complicados”, tiempos acelerados, tiempos en los que parece que no quedara ni un espacio para nosotros mismos.

Un reciente informe publicado por la cadena BBC se refiere al crecimiento de las afecciones que denominan “enfermedades por desesperanza”. Estas ya tienen una leve incidencia en la disminución de la expectativa de vida, pues están vinculadas a conductas tales como el alcoholismo, muertes por sobredosis de drogas y aun el suicidio.

¿Cómo llegamos a esto?

No dudamos que los tiempos actuales son difíciles. El consumismo "nos obliga" a dejar la vida en el trabajo en pos de poseer más; descuidamos nuestra salud física, nos estresamos de más, dormimos de menos, comemos mal y no generamos los necesarios espacios personales para distendernos, para reflexionar, para compartir tiempo de calidad y comunicarnos con nuestros vínculos afectivos. En otras palabras, vivimos las 24 horas del día en un estado de “acelere”, que al final de la jornada nos causa a veces una gran frustración y una sensación de que vamos siempre detrás de la vida y sin poder tomarle las riendas.

A esto se suma la presión que ejerce sobre nosotros el estar a la vista de todos, a través de las redes sociales, debiendo estar siempre en una postura positiva y sin derecho a la intimidad, pese a que por dentro nos sintamos deshechos. Todo esto tiende a tapar un vacío existencial, una falta de "pertenecia", generando una altísima cuota de stress. Así se resiente nuestra salud y esto puede conducirnos a cuadros depresivos que nos impulsen a saciar nuestro vacío por otros medios, como indica el informe arriba mencionado.

¿Y qué hacemos?

Nuestro primer consejo, desde Clínica Diquecito, es que en medio de esta realidad podamos accionar el freno de emergencia dándonos el preciado espacio para pensar. Es muy valioso tomarnos ese tiempo, alejándonos del ruido ensordecedor, de las presiones y responsabilidades para poder así confrontarnos con aquellas situaciones que dan valor a nuestra existencia. El análisis debe ser completo, valorando la importancia que damos a los vínculos familiares, al trabajo, al cumplimiento de nuestros anhelos y metas para la vida, al cuidado de la salud y aun alimentando nuestra fe, que es el motor que nos impulsa a seguir adelante.

No todo cambiará de la noche a la mañana, pero pequeños pasos diarios nos ayudaran a conducirnos al lugar que deseamos. Si cree que no puede solo, busque una ayuda profesional.

...y hablando de tiempo off

En pocos días más disfrutaremos del feriado por Semana Santa. Y en ese marco queremos extenderle una invitación a Clínica Diquecito, para “hacer ese alto” que estamos planteando. En el entorno de este "refugio serrano" en donde se enclava Diquecito, se facilita el poder planificar mejor su tiempo y sus metas personales. Nuestros especialistas están disponibles para ayudarlo en el cuidado de su salud física y emocional, guiándolo a la toma de decisiones y a la implementación de nuevos hábitos de vida saludables, y también generando un espacio para alimentar su espíritu en forma práctica.

En esta Semana Santa ponga un freno a su ritmo habitual. Lejos de llenarse de ruidosas actividades tómese un merecido tiempo para reencontrarse con usted mismo, para recargar sus baterías y para pensar en el verdadero significado de lo que estamos celebrando.

Nuestras puertas están abiertas. Lo esperamos para ayudarlo a iniciar una nueva etapa en su vida, que lo impulsen no solo a vivir muchos años más en salud, sino a vivirlos en plenitud.

Para más información, ingrese AQUÍ!

Suscribite

SUSCRIBITE!