Eduardo T. (Argentina) Junio 2020 - Clínica Diquecito

Eduardo T. (Argentina) Junio 2020

Estuve alojado con ustedes a principio de diciembre de 2010 para un tratamiento a fin de dejar de fumar. Me retiré ese día 8, nunca más tuve un cigarrillo entre mis dedos. Les estoy muy agradecido por la atención recibida de todos ustedes. No recuerdo lamentablemente el nombre de la persona que conducía el establecimiento. Hombre joven, atento y eficiente.

Tampoco el de la neumonóloga, una señora con fama de “brava” que conmigo fue sumamente afectuosa y a quien le debo gran parte del éxito obtenido, el resto lo puso mi voluntad, tras 58 años de fumar sin límites.

Hoy, llegando a los 85 años, resisto como puedo mi Epoc severo, más otros achaques, pero estoy vivo.

Y muy agradecido con ustedes.